domingo, 5 de abril de 2009

¡Vote ya, vote ya!


Por Rudy

¿No es increíble, lector? ¿No es increíble? ¡Ya estamos en abril, de 2009! ¿Se acuerda cuando Perón dijo que el año 2000 nos iba a encontrar unidos o dominados? Bueno, el año 2000 nos encontró asustados por el Y2K... y no pasó naranja. Y ahora, hay gente que le tiene miedo al Y3K, el Y4K, o cualquier otra sigla que implique la permanencia de la letra K en el poder. No entiendo por qué. El mundo ha tenido importantísimos líderes y figuras con esa letra: Kennedy, Kruschev, King (Martin Luther, Stephen, Burger), incluso el protagonista de El proceso de Kafka (otro K), era también Joseph K. Bueno, pero yo no me voy a detener a explicar lo inexplicable, sobre gustos no hay nada escrito, y no voy a ser yo quien rompa semejante mito.
Pero hay algo que sí, lector, hay algo de lo que debemos hablar, reflexionar juntos, como si fuéramos una gran familia, o un grupo de autoayuda, de terapia, un consorcio, un equipo, un brainstorm, una sociedad, un grupo de Facebook... ¡se nos vienen las elecciones, lector, se nos vienen a todos, a todos por igual, a todos por diferente, pero... todo argentino mayor de 18 años, de acá a tres meses se va a tener que meter en el cuarto oscuro a ejercer su derecho de sufragio! Y sería útil, lector, muy útil, que ese argentino, que puede ser usted, yo, su hijo, mi compañera de trabajo, su psicoanalista, mi rabino, su tía abuela o mi referente empírico, sepa lo que está haciendo. Y no me refiero a saber que “está metiendo una boleta en la urna”. Eso sería muy fácil. Y muy equivocado. Le anularían el voto, ya que la boleta no se mete en la urna, sino en el sobre (¡que hay que estar en todos los detalles...!)
Pero yo estoy hablando de otro tipo de conocimiento. Si usted quiere, podemos incluso llamarlo “sabiduría” o “ignorancia muy bien disimulada”. Porque de lo que yo hablo, caro lector, es de saber qué boleta poner en el sobre. De votar con madurez, con raciocinio, de depositar esperanzas a plazo fijo, a nombre de aquellos que aspiran a legislar en nuestro nombre. ¡Uy! ¿No le da miedito? Tranqui, lector, que el voto es secreto. Vote con confianza, que nadie se va a enterar.

Fuente: Sátira /12

5 comentarios:

Sabrina dijo...

Quijote: hoy lei esto en satira 12 y me parecio tan pero tan bueno que tambien habia pensado en copiar y pegar al blog (encuentro latinoamericano). ¡Excelente!

Luis Quijote dijo...

Sabrina: Gracias por la visita.

Respecto al comentario, tres cosas: Tu opinión indica que hice bien, lamento haberte "ganado de mano" y solo queda cantar como Leonardo Fabio: "Otra vez será".

Un abrazo

Mi nombre es Rosa dijo...

jajajaja

Me fascina tu frase

"La prostitución y el periodismo son similares, pero en el primer grupo mienten menos".
Imaginate si se trata de los periodistas "independientes" en Cuba!! las prosstitutas serian canonizadas jajajajaja

Luis Quijote dijo...

Rosa: Gracias por pasar por acá. Hace rato que no nos encontrábamos.

Según "las malas lenguas", en varios países están estimando poner en el gobierno a una madama.

Con los hijos no les ha ido bien.

Un abrazo desde Argentina.

Martín LatinoameriKano dijo...

Genial (me causó mucha gracia lo de "Burger" King, ¡Ja!).

Está bueno el mensaje, es bastante sutil pero muy claro y lo aborda desde el humor.