martes, 14 de septiembre de 2010

Cuidado con Dios y Jesús

Un ladrón entró a una casa linterna en mano, y cuando estaba en el comedor buscando platería escuchó una voz que decía:

- Dios y Jesús te están mirando.

Sobresaltado, se mantuvo en silencio durante unos minutos y volvió a escuchar:

- Dios y Jesús te están mirando.

Alumbró hacia el lugar de donde provenía la voz y vió a un loro en la jaula que volvió a repetir:

- Dios y Jesús te están mirando.

- !Loro de mierda!... ¡Me asustaste!

- No soy un loro de mierda, me llamo Moisés.

- ¿Y quién te puso ese nombre?

- El mismo que bautizó Dios y Jesús a los dos rottweiler que están detrás tuyo y todavía te están mirando.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

peor que el castigo divino
juasssss

Anónimo dijo...

Genialllll!!!!!

Nadie (das) dijo...

Jua Jua Jua Jua Jua!!

|D |D |D |D |D

(Mira que no me hacen reír fácilmente a esta altura)