domingo, 14 de junio de 2009

Tengo razón


La verdad. La verdad es algo complicado, porque todos decimos que nadie la tiene, sin embargo sentimos que somos los poseedores privilegiados.
Como asegurarse de la seguridad de esa seguridad. Difícil, tanto nosotros, como los que piensan distinto, sentimos que esta bien lo que nosotros decimos.
El problema surge cuando la conveniencia nos obliga a acomodar esa verdad a los propios intereses.
Es difícil decir que todos los que piensan distinto son malvados y deshonestos, esto sucede porque, si bien hay mucha gente que no tiene honestidad intelectual, lo mas común es, o que se crea sinceramente algo porque lo dicen otros, o bien porque se mienten y se creen a si mismos.
Nosotros también pensamos distinto de los que piensan distinto que nosotros, así que no solo existe la posibilidad de tener la verdad, pues estamos tan expuestos a aquellos vicios como los demás. Y el único seguro posible que se puede tener es el de razonar y pensar cada cosa que decimos, cosa que resulta penosa prácticamente a toda la gente. Y así es como resulta mucho mas fácil depender de otro que nos diga cual es la verdad; cosa por demás peligrosa porque mi pensamiento es el que guía mi alma, de modo que estaría entregando mi alma a las opiniones de alguien que como todos, no es carente de intereses, sino que todo lo contrario, porque es lo natural al hombre.
Igualmente pasa con el autoengaño, si este que yo no quiero hace algo que no me parece mal, como mi sentimiento tiende a contradecirlo en todo, invento algo, incomprobable y me lo creo. (Estoy de acuerdo con la estatización de las jubilaciones pero aunque no tengo pruebas me convenzo de la corrupción generalizada del gobierno).
Debemos ser lo mas cautos que nos sea posible, es la única manera de tener algo mas de seguridad, e igualmente debemos tener siempre presente que la verdad no tiene porque ser la que tengo yo por el solo echo de tenerla.
Si nos olvidamos de esto tal vez estemos dando nuestras vidas a proyectos que solo podrían derivar en la ruina de nuestros hijos y hermanos.

3 comentarios:

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Hola!
Vengo por el aviso...
:)

A quien haya dejado un mensajito en mi blog: tengo una opción de título, como me comentaron en el blog de RecurSOS.

Está en mi blog personal. Sugiere un título nuevo cada vez que se entra al blog.
Les interesa?

Saludos!

l dijo...

Solicito al autor me autorice a publicar su artículo en mi blog.
Gracias

El Quilla dijo...

Copie nomas, no hay problema.
Saludos.